sábado, 18 de febrero de 2012

No te leo.

Cielo celeste casi fluorescente,
nubes blancas de imaginables formas,
Verde llegando a tus pies sobre el fuego, cerca la parrilla.
Viento de cortesía,  sobre nuestras espaldas
Erizadas pieles nos sostienen la sonrisa.
Anudando lo callado.
Te voy abrazando,
Hasta escalar  tus pestañas,
Me meto, te meto.
Soy.
Hoy no debería haberme despertado,
El sol rompió la cama en pedazos
Y no supe que hacer.

5 comentarios:

El Poeta Maldito dijo...

Imágenes interesantes y un final insinuándote.

Saludos.

José A. Socorro - Noray dijo...

Como siempre, es un placer leerte y saber que estás bien.

Un fuerte abrazo.

Adolfo Payés dijo...

y las nubes de tus versos.. acarician el alma amiga.. un placer siempre leerte..



Que disfrutes de esta semana que comienza..
Un abrazo
Saludos fraternos..

Clip dijo...

Hacía tiempo, mucho tiempo que no me dejaba aborver por la esencia de tus adjetivos y tus frases cortas pero llenas de vida.

Creas un clima absoluto

Un beso enorme !!

Vagamundo dijo...

Raras veces llueve en los sueños, muchas veces el sol es demoledor.