miércoles, 21 de marzo de 2012

Sábado

En un baldazo de agua el empedrado se vuelve amarillo, luz,
brillando en cada esquina
La luna redondita con ganas de llevártela en el bolsillo.
Los autos pasan sonorizados, temblando edificios,
Laura baila para Gabriel dos segundos, ríen.
Luces, luces, viaducto, semáforo.
Ese pibe tiene la sonrisa de mi viejo,
Rojo, no llega a mi vidrio.
Salta y se va con otros  
A carcajadas, lo pierdo en la noche.
Calle, calles.
Salón Abismo,  
Frágil.
Siempre los mismos faroles.
Un trago para que la música te entre.
Rodeada de tiburones, dientes dorados, 
pelos blancos que creen soñar. 
Bato revoluciones, en mi trago, 
triste.
Me pierdo en el saxo.

2 comentarios:

Roberto Esmoris Lara dijo...

vuelve la chica con tacos
escarmentada
ni siquiera el sexo sobredimensionado del crápula
hace feliz el silencio

besoinfinito, hermanaaaa

charlotte dijo...

te quiero gracias por estar siempre compañero!