viernes, 14 de diciembre de 2012

Pablo.


Gris sobre gris,
Apilados.
Lejos.
Todos esos ecos,
Se van de casa.
Mi cara en tu hombro,
Tu pierna en mis piernas.
Mi mano en tu barba
Tu mano en mi teta.
Nadie duerme si no se ríe.
Tu cuerpo es mi casa
Y  los pájaros nos cuidan. 

2 comentarios:

Roberto Esmoris Lara dijo...

Son tan compinches los pájaros cuando amanecen en los amantes que las ausencias se visten de treguas
Besoindinito, compañera

Alicia Montero dijo...

Siempre tan bella tu expresión del alma!

te abrazo!
felicidades en estas fechas.

Ali