jueves, 27 de noviembre de 2008

Humo.

Como un manojo de piel arrojado por el viento,
rodé por los paisajes quemados de tu alma.
Agujereara por la ausencia,
perforada por las palabras.
A penas dejando una pequeña huella
de sangre en tu muro perdido.
Vuelvo.



Vuelvo,
A donde las sombras bailan
y proyectan sobre zapatos
lo que nunca serán.
Ruinas opacas.
Los hielos corren hacia las copas,
Los pájaros nocturnos huyen,
desangran oscureciendo el cielo.

Viento gris remolineando en mi vientre.

Don Severino se sonríe
Y el saxo me guiña el ojo,
La misma alfombra
de los que quieren sacar patente
Amortiguan mi paso
Los chicos de jopo
me encienden a coro el cigarrillo
Las burbujas toman el lugar
Tus pestañas desarman,
armando en mi balcón un viaducto.
Las damitas de la mesa
Agarran su bebida y limpian el espacio.

El polvo tiñe algo más que mis zapatos.

28 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Bello como siempre tus poemas me lo quedo, así lo leo y releo en mi pecho...

un abrazo fraterno....

Pd: te agrego mi dirección pues la que tenia tuvo problemas y bueno suerte que quedaron todos los poemas anteriores en fin te dejo así mi dirección un abrazo

http://apayess.blogspot.com/

Dcamps dijo...

Siempre creí que las mujeres más peligrosas son las que se mueven con tacos entre nubes de humo. Esa mezcla de misterio y seducción me llama mucho la atención. Si no sos medido, terminás con la misma adicción que genera el humo del cigarrillo que las recubre.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Ay, Charlotte, te dije antes... puñalitos de fuego me corren por las venas cuando "hablas"
Y sin embargo, estás callada en mí igual que el humo, llegas a mis labios...te consumes como un faso.
Piba querida, te dejo un beso y un abrazo...

¡¡¡Charlotee!!!

Clip dijo...

Me encanta perderme en tu poesía, en esos escenarios de dibujas magistralmente,
Tienes un verbo delicioso, me quedo en ese ambiente misterioso y el ruido de unos tacos avanzando...

Un beso dulce

charlotte dijo...

Payés gracias!, enseguida arreglo el enlace un beso grande!

charlotte dijo...

Daniel: bienvenido!, pase por tu espacio compartido es muy interesante, gracias por tus palabras, un abrazo grande!!!

charlotte dijo...

Rel: puñalitos de fuego... me encanta! aunque luego se consuman rápido, como decís...
Bezaso REL!!! abrazo infito!

charlotte dijo...

Clip: ya te imagino ahí, en la mesa cerca del saxo bebiendo y fumando...
Un abrazo grande!!!

O.b. medio dijo...

me gusta cuando me llevas a pasos de baile....

suenas bien char, como siempre....te abrazo!

Roberto Esmoris Lara dijo...

Ch., te leo nuevamente (es decir, te estuve leyendo todo el tiempo) y creo que tu poesía va poniéndose increíble, como un cognac añejo. Sos tan especial, amiga, tan mujer que sabe seducir el alma sin recurrir a golpes bajos.
Gracias, amiga querida.

"Abrazo infinito" y besos perdurables

REL

charlotte dijo...

Y a mí me encanta bailar con vos, ob preciosa!!! un abrazo grande nena!

charlotte dijo...

Paaa REL, me vas a matar con tus palabras... que hermoso sos! y cuánto te adoro!!! Gracias por la fuerza y por tu poesía maravillosa que es el alimento de mi alma.
Te quiero, no dejo de abrazarte infinitamente!!!!

Anónimo dijo...

Desencanto hermético profundo de vendas
tapan los poros del marco que se aleja
llevando de si mismo un par de silencios
oscuros y compartidos en una enredadera
vieja fresca resaca del verano inmensa
masa de calor que vuela en tus ojos
marcando la habitación irradiada por el sol
envuelve suavemente la piel rota rechina
otra campana en el hierro que golpea
lejano viene la hoja suelta a escribir
tatuajes de nombres irreconocibles
sobre la espuma del plástico esquivo
las líneas de puntos que dejas hervida
en mi camino la huella de barro
se calza de cabeza en mi
se incrusta invertida enjaulada parecida
a lo que se vuelve a ver
en los árboles
del verano
otro verano
en un
país
que se parece
al mismo
que fue
ayer

SuperLogIco dijo...

La nostalgia presa de los zapatos de antaño, caminan por las ciudades repletas de recuerdos. Maletas llenas de lagrimas que fueron agua, y hoy son sed de los mortales que quieren reir...

Volvemos para siempre, volvemos porque es ahora..., vuelvo a tu camino, ingenua mía, vuelvo porque hay dulzura y encanto.

Volvemos porque el humo acecha los espacios prohibidos, donde hubo fuego..., cenizas quedan, humo queda.

Me saco el sombrero! bss

Bento dijo...

yo vuelvo siempre en esto espacio que me encanta con tus poemas de vida...

Amorexia. dijo...

Cuanta belleza en tu pesadumbre, preciento los restos de un naufragio, o al menos un largo adios que no se acaba.

Saludos a deshora.

charlotte dijo...

Bien anonimo, ahora estamos con la rima!, besos y gracias por pasar!
(ah por cierto, cómo te llamas?)

charlotte dijo...

gracias Manu, siempre firme!!!
Un beso grande!

charlotte dijo...

Gracias Bento divino!!!, un abrazo grande, es hermoso tenerte acá.

charlotte dijo...

Hay ciertas cosas que no se acaban Amorexia, al menos no tan facilmente... Por suerte siempre esta la noche que nos abraza, aunque a veces nos asfixie, un beso grande!

Violeta dijo...

una más que muerde el polvo...decime, esta es la continuación de otro, no? o yo ando mal.
un poemita rockabilly.
besos chica con tacos, y no llores!

charlotte dijo...

Violett volviste! soluciona ya ese problema con la red. Besos preciosa!
pd: te prometo que no lloro ja!

Goliardo dijo...

¡Charlotte, querida, tu poesía me hace bailar! Con tanto calor en la atmósfera, tus poemas bajan el fuego a tibio, bajan la persiana ígnea del día y encenden farolitos que iluminan de humo el ambiente. Te adivino en esa penumbra, te presiento pasar, me peino el jopo, y me adelanto con el fósforo que encendí con una mano, para ofrecerte fuego.
Un abrazo, en paso de baile.

PD: ¡Cada vez me queda menos jopo que peinar, pero entre farolitos y humo, hasta yo mismo me engaño, jajaja!

Evelyna Callegari dijo...

Hola Charlotte!!
Muy elegante y sexy.
Saludos

charlotte dijo...

Te veo venir entre farolitos, copas y sobrero. Querido Goliardo, abrá que empezar a usar más el sombrero jaja!, es un chiste no te enojes, un abrazo grande! gracias por el baile!

charlotte dijo...

hola Eve Queridaaa!, gracias por la brisa glamorosa que has dejado con tu paso...mmmm huele a perfume japonés... Ja ja besos Guapa!

Goliardo dijo...

El sombrero es una solución más que digna, me simpatiza el fungi desde antes de optar por la calvicie como forma de vida. De todos modos, algo de jopo me queda, el problema es la tonsura de monje medieval (digna d eun auténtico goliardo). Desde ya, el sombrero es ideal.
PD: ¿Estás segura que no te pisé durante el baile? ¡Mirá que soy patadura, eh!

charlotte dijo...

Para nada Goliardo, todavía floto entre notas!