domingo, 13 de junio de 2010

Noticias

Un manto de escarcha toma la ciudad,

La gente ya no habla,

Camina rápido

Cierra sus tres trabas

Y respira.

Y donde el pasto era verde, y las calles de tierra

Tu bicicleta daba vueltas,

Ensuciándome el vestido.

Quince de nosotros dábamos vueltas a la manzana

Patrullando el atardecer,

Esquivando los túneles que se abrían en la calle.

Un rosario de recuerdos nos chupa la sangre.

Nos opaca la risa.

Nos quita la posibilidad de hablar.

La plaza siempre contuvo, retuvo,

espiral de almas,

fuente de proyectos sobre nubes

a lo lejos los trenes, las piedras,

los gritos y las risas.

El basurero recoge diez bolsas de no natos

En cinco días.

En la misma esquina donde te besaba,

Y jugábamos carreras a cogollito.

Las calles se trazaban por ilusiones,

Las puertas siempre estaban abiertas.

El gris ya no nos ampara,

Nos pone trabas.

Predicadores del infierno

Con menos de quince años nos roban la luna.

Se deshacen los huesos de los ancianos

Se degollan obreros antes que salga el sol

Las balas silencian a los que gritan.

Traspasando los tiempos.

Se desprenden los sueños para morir

En la vereda.

No hay ojos para nosotros,

Todo parece estar funcionando para el ayer.

Tu mirada clara, perspicaz sobre el piano,

Se va.

Te desvaneces antes que termine el humo.

Entre tanta oscuridad una luz me devuelve

El aliento, los perros lloran,

Los gatos huyen.

El cielo se vuelve par.

La ciudad viste un modelito petrificado,

Lleno de dolor.

Con una gran acentuación en la sangre.

Perfecto para cualquier edad y sexo.

11 comentarios:

Ricardo Miñana dijo...

Muy bonito el texto, un placer leerte.
que tengas una feliz semana.

charlotte dijo...

Gracias Ricardo, igualmente para vos

Roberto Esmoris Lara dijo...

Sin embargo entrará por las rendijas el humo azul de aquel invierno donde el río era una canción pacífica
Y te pondrás ese vestido de cervezas y carlitos
cuando nos reíamos con hambre
y no sabíamos decirnos nada

Hermanita del cuore, mi poeta querida
Muchas gracias por esta belleza!
çbesoinfinito

Noray dijo...

Por muy oscura que sea la noche (la vida) siempre hay una luz que te devuelve el aliento.


Es un placer leerte y sentirte.


Un beso.

Iraunsugue_Eternia dijo...

La ciudad cambia, las vidas se mueven, las almas se domestican, crecemos, morimos, nacemos en una misma vida demasiadas veces y el barrio, el mundo, gira en sentido muchas veces contrario a las agujas de nuestro reloj.
Un besazo, poetisa.

charlotte dijo...

REl mi hermanito hermoso, si me pondré ese vestidito y saltaremos a la luna a bailar ese tango remachado, salpicado de estrellas, la pista nos espera, la luna siempre enciende el lugar

charlotte dijo...

Noray, tus letras siempre son el aliento, abrazo compañero.

charlotte dijo...

Eternia, hermosa, poeta fantástica, te adoro preciosa. Me voy ya a tu blog!

Roberto dijo...

me desgarraste la conciencia con tu marejada lírica

pura magia!
un beso muy grande

charlotte dijo...

jjja Robertoooo!!!!!!!! te quiero!!!

Horacio dijo...

Excelente poema, me quedo con eso de:

"Un rosario de recuerdos nos chupa la sangre.
Nos opaca la risa.
Nos quita la posibilidad de hablar.
La plaza siempre contuvo, retuvo,
espiral de almas,
fuente de proyectos sobre nubes
a lo lejos los trenes, las piedras,
los gritos y las risas."