miércoles, 19 de mayo de 2010

Tormenta de destellos. (Parte I)

La mañana asechaba y caían ruines las estrellas. Como dagas en las sábanas, despilfarrando un polvo quemado…extasiado.

Los cuervos, sobre el lago, se habían comido las lágrimas de los pobladores, entre ellos estaba yo…

Las pequeñas criaturas tenían adoración a la luna pero, se las distinguía más por su falta de recuerdos, aunque eso no era del todo cierto, sin embargo a la madrugada salían a lucirse por la orilla.

En esta tierra no se evitan cosas y nadie ayuda a nadie, al menos no ahora.

Cerrar los ojos e imaginar otro lugar era frecuente, recorrer los valles de la zona, sentarse bajo el azul negro conquistando atardeceres, llegando a la mejor imagen de los cristales más preciados, donde tu boca da vueltas y se pierde en las cavernas, donde se enlazan nuestras pieles agujereando al mundo… pero la sangre salpicada en la frente apedrea cualquier mente.

A cierta hora los mártires bajaban de su cúspide, corrían con nosotros, bombardeaban soles, robaban dignidades y se marchaban sin el premio.

Solo te observo y las teclas dan vueltas, se inunda la ciudad, todo toma, el río se pierde, casi no se escuchan las bombas, acá tus ojos matan la oscuridad. Una lluvia de luces sobre las montañas opacan los rojos, en la sonrisa más tonta que vi coser mis venas.

Acá se vende, se paga por partes, siempre estás debiendo. Los juegos se abren, los dados salen de las copas, las cartas de la alfombra, se respiran los cuchillos en la mesa esperando uñas lindas e ingenuas, los baños alientan, las balas esperan. No hay maquinitas, lanza entre los dientes, somos animales.

No tengo casi nada, todo lo deje cuidadosamente en los rincones que fui encontrando

Mis ojos aún pueden ver antorchas prendidas en la inmensidad, aunque siniestra la niebla, que nunca calma, me bese los hombros…

(Continuará…)

13 comentarios:

Roberto Esmoris Lara dijo...

conozco ese país donde las nubes persiguen siempre los deseos y son armas colgadas desde el techo
Esta noche te abrazo como la vida total de un hombre que un día rueda a la paz leyendo Feulliets du Quatre Vingt et un, ante el asombro de Robert Rius :)
(continuaré)
Besoinfinito

Roberto Esmoris Lara dijo...

quiero agregarte, hermanita, que me parece hermoso tu estilo, es un renacer de aquello que decía Baudelaire acerca de la imaginación: "es la más científica de las facultades, porque sólo ella comprende la analogía universal" Vos. como aquellos poetas surrealistas que tanto recordamos, utilizas la imaginación como una vidente con un inmenso y razonado "desorden" de todos los sentidos. "La imagen es una creación para el espíritu"
Ufff,me puse denso...pero no te olvides que soy fana de Charlotte ;)
Besoinfinito

charlotte dijo...

te amo hermanito del alma... es maravilloso todo lo que decis, algun dia podre hacercarme a la idea jajjaja, te abrazo tanto que te voy a aficxiar!!! jajja

LIFE Graciela Bacigalupe dijo...

Sublime!Tus letras son una tormenta de destellos!mi admiración Charlotte!!!

charlotte dijo...

Gracias Life!, un abrazo grande linda

Druida de noche dijo...

Ella escribe lo que la niebla le dicta. Un beso flota...y una boca busca

beso
dru

Rodolfo Nasta dijo...

Ese escrito CHARLOTTE me parece más que leído, soñado..., acaso sucedido en alguna vigilia de ojos entornados por el humo del cigarrillo y el pesar del olvido...
Eso de "No tengo casi nada, todo lo deje cuidadosamente en los rincones que fui encontrando" me dejó fascinado.
Me identifico y te mando un gran beso, interpretadora de sueños
Rodolfo

Violeta dijo...

como un relato entre popozzyano y urbano, postales de una chica con tacos...en medio de una ciudad que parece mitológica pero que es bien de verdad. ahora quiero ver cómo sigue!

Iraunsugue_Eternia dijo...

Un mundo para perderse en las constelaciones de los tiempos a medias, y sí la luz brilla quizás sea el camino el que besa nuestro destino…sobre las palmas de las manos.

Besitos.

Clip dijo...

¿como puede ser que haya criaturas con falta de recuerdos?

Me sigue encantando leerte es una bocanada de aire fresco.

Un beso (lleno de recuerdos)

Roberto Esmoris Lara dijo...

PD)
No hay un vapor de la carrera hasta Rosario pero en tu orilla siempre amanece.
Poné el agua, hermanita, llevo Rosamonte en los bolsillos
besoinfinito

Luis Bento dijo...

Hola! Estaba ansioso por visitar ... así, cuando camino en la bahía de venir aquí para limpiar su alma con tus dulces pallabras...

Roberto dijo...

la fantasía aguarda tras la niebla...

una herida hermosa en la mirada, así me voy

un beso