sábado, 1 de diciembre de 2012

La noche tira su último azul,
las bombitas de colores
aún conservan su magia.
Y yo que puedo enamorarte
de oído,
me voy a pasear a mi perro.

2 comentarios:

Roberto Esmoris Lara dijo...

As´de indiferente es diciembre Y se le ocurre además insistir en la historia de que que todo se termina y todo empieza Cuando pases por mi puerta con tu perro te dejaré un adios y un buenos dias (no seamos tan estrictos con el tiempo)
Besos, muchos

charlotte dijo...

Cuando pasemos por tu puerta con el Chancho, queremos mediaslunas y un paseo por la arena nada mas.