domingo, 20 de julio de 2008

Vuelo libre.

"Mis dedos danzan en las teclas, armoniosos.
La música viene a respirarme." Charlotte.


Los árboles estallan de colores,
el mar se confunde con el cielo,
refleja mis ojos.
Las islas se acercan,
mi cuerpo imanta con el tuyo,
viajo, perdida.
Los pájaros salen de mis oídos
se funden en el cielo, atenuar,
tu sombra cobra color en mis brazos,
me meto en tu piel,
te bailo en las venas,
coros angelicales,
todo esta en su justo lugar,
se sale del cuerpo,
rebotando en el sol, explotando sobre vos.
Retumba algo callado,
el cuerpo se hace cargo,
el aire nos toma, y juega…
Demasiado humo.
Mi mano sosteniendo la cabeza,
monólogos lejanos,
mis ojos te despiden,
Repetición nefasta.
Soplo las cenizas, no hay lugar a grises.
No es este el momento.
Tranquilidad que llena.
Convicción.
Mi cuerpo brilla.
Me alejo con la música.

2 comentarios:

el mundo de popozzy dijo...

la música tiene ritmo como la vida
alejarce con musica es muy bello...siempre hay mas...siempre
segui tu melodia

Claudion dijo...

no hay como una comoda y confortablemente lujosa jaula para escaparse....