domingo, 24 de agosto de 2008

Estaciones a destiempo

El verano se metió en mi ventana, justo cuando estaba limpiando las hornallas de la cocina, el olor a limón despertó primaveras ancladas en el inconciente y un jazmín voló a mi encuentro. Una pequeña angustia instalada en mis tacos, ramifico por mi cuerpo.
Desveladas noches que hoy no entiendo, un baño espera, aromatizado en soledad con hojas de paciencia. Los pájaros a la distancia me duermen, espuma atemporal desvanece. Una lluvia de acentos cae sobre mi piel, se meten entre mis piernas, y jugando también, se van por la cañería. Las uñas de mis pies salen a la superficie, espiando los azulejos sin sombras, una ventana que no debe abrirse, un paisaje que no debo mirar, en ocasiones quisiera hundirme entre las burbujas y no despertar.
Mis ojos en cada costado, la calma me ha rodeado, todo en su perfecto lugar. Ya no hablo, palabras en estado vegetal, tampoco te recuerdo. La suave música del reloj espera morir la tarde, abrazada al silencio.

3 comentarios:

musicadesala dijo...

mientras leo "estaciones a destiempo" el sol invade mi ventana y se reposa en mi rostro. Charlotte falta poco para la primavera, esa ilusión me inunda de calma, me llena y regocija el alma.
Primavera floreciente de pequeños y grandes encuentros ...lo siento. Despues vendra el verano y asi la vida va sucediendo abrazando tu silencio con mas música de sala.

musicadesala dijo...

mientras leo "estaciones a destiempo" el sol invade mi ventana y se reposa en mi rostro. Charlotte falta poco para la primavera, esa ilusión me inunda de calma, me llena y regocija el alma.
Primavera floreciente de pequeños y grandes encuentros ...lo siento. Despues vendra el verano y asi la vida va sucediendo abrazando tu silencio con mas música de sala.

Violeta dijo...

amo la precocidad en el devenir de las estaciones, los días desubicados llenos de calor en pleno invierno, el olor a limón, las ventanas de cocinas vomitando rayos de sol...me encanta tu texto en los momentos en que sube y se levanta del piso...como la primavera q te tira p arriba y te dispara para todos lados. coincido con música de sala, "Primavera floreciente de pequeños y grandes encuentros". q hermosa estación, para estar como en el verano tan piel contra piel.